Slide menu close Blog Portfolio Sobre Mí Contacto © 2020 Joaquín Puget Sobre Mí Portfolio Blog Lk Fb In Pt Contacto

Slide La importancia del uso correcto de
la luz natural en arquitectura

La importancia del uso correcto de la luz natural en arquitectura

A lo largo de la historia, son muchos los arquitectos que han defendido la luz natural como un elemento primordial e indispensable en la arquitectura y el diseño de interiores. Gracias a su estudio y desarrollo, hoy día contamos con numerosas técnicas que nos permiten aprovechar la luz natural al máximo y, lo más importante de todo, en nuestro beneficio propio.

Si no se tiene la experiencia y conocimientos necesarios, pueden darse dos escenarios. Por una parte, que no saquemos el máximo partido a la luz y, por lo tanto, estemos desaprovechando infinitos beneficios de un bien tan preciado.

Y, por otra parte, que haya un exceso de luz que puede derivar en unos resultados indeseados, con exceso de radiación o sensación térmica. De ahí, la importancia de contar con un buen arquitecto que estudie el diseño de iluminación más adecuado para los requisitos y necesidades del cliente. A continuación, te detallo algunos puntos clave de la iluminación en la arquitectura y su importancia, diría incluso vital, para nuestro bienestar.

Importancia de la luz natural

La importancia de la luz natural en la arquitectura va, desde aspectos relacionados con el ahorro energético, hasta aspectos relacionados con nuestra salud y la propia salud del edificio. La luz natural nos permite crear espacios con un encanto especial, además de aportar viveza y calidez al espacio. Además, es un elemento gratuito que debe determinar los aspectos más esenciales de la arquitectura de un edificio.

De ahí, que los beneficios de la luz natural en la arquitectura sean innumerables:

  • La luz natural es la que mejor se adapta al ojo, produciendo menos fatiga visual que las luces artificiales
  • Permite distinguir mejor la tridimensionalidad de los objetos
  • Concede la definición perfecta de la gama de colores
  • Influye en la sincronización de los ritmos biológicos internos
  • Aumenta la productividad y mejora la capacidad de aprendizaje
  • Afecta positivamente en nuestro estado anímico
  • Es gratis y es renovable
  • Disminuye el absentismo
  • Contiene radiaciones saludables e imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo
  • Introduce menos calor que la mayoría de luces artificiales

Premisas determinantes del diseño de iluminación

Como hemos visto, la luz natural es un elemento primordial en el proceso del diseño arquitectónico, siendo un punto de partida para el arquitecto y su equipo. Como paso previo al diseño de iluminación del edificio, se tienen en cuenta una serie de puntos:

  • La iluminación se debe integrar desde el principio en el diseño arquitectónico y en el diseño de interior.
  • Se debe tener en cuenta el ángulo y el haz de luz directo del sol
  • La luz tiene que facilitar la orientación y la situación de las personas en el espacio y tiempo
  • La iluminación es la encargada de crear las sensaciones y ambientes adaptados a los gustos y necesidades del cliente
  • La iluminación nos expresa el tiempo exterior
  • Debe facilitar la percepción y el reconocimiento del entorno de las personas

Punto clave del diseño de iluminación

A la hora de iluminar un espacio, podemos optar por numerosas alternativas, que van desde un clásico patio interior hasta las claraboyas más modernas. Por ello, una vez tenemos claras las premisas anteriores, es hora de direccionar la luz y manejar los siguientes parámetros:

  • Elegir el lugar, forma, orientación y dimensiones del edificio.
  • Seleccionar la abertura de penetración por donde accederá la luz natural al edificio, un factor esencial para el control de la calidad lumínica.
  • Establecer qué texturas y características del edificio son importantes a destacar, tanto del interior como del exterior. Es un paso relevante, ya que pueden generar más o menos radiación solar, además, de la acumulación térmica en el interior del edificio.

Como vemos, unos de los puntos clave para el mayor confort lumínico es analizar la incidencia y la trayectoria solar, las cuales influyen en el lugar, la orientación e incluso las dimensiones del propio edificio. En función de su estudio, se determina cuál es la mejor forma de aprovechar la luz natural.

Asegurar la mayor entrada de luz no siempre es lo mejor. Debemos asegurar la mejor calidad de luz para nuestro confort y así aprovecharla de la forma más óptima. Es posible que a veces esto signifique bloquear la luz o llevarla a los interiores. Pero como siempre, todo dependerá del espacio y el contexto en el que trabajemos.